Ir al contenido principal

Memorias para una desconocida


"[...]Conocí a una chica. Aún recuerdo su silueta, encabezada por su suave cabello delgado y delicado, cubriendo sus ojos oscuros y brillantes como si la tierra encontrará en ellos un refugio donde crecer antes de que los malvados pies acaben su luminosa vida. Como extraño su mirada alegre y confusa, su confianza tierna, su locura graciosa, su ridiculez encantadora, sus deseos no dichos que mi mente alcanzó a vislumbrar.

Ese corto paseo por Rosario fue tan bonito que ahora me quemo el cerebro buscando la manera de romper las leyes físicas para poder volver a ese tiempo. Como fuimos a partir sin cruzarnos una última palabra; ¿Cómo no le dije aún más? ¿Cómo no le pedí más? Tan sólo han pasado unos pocos días, pero no consigo olvidarla. Ya hice cuánto pude para intentar reencontrarla, pero mis intentos fueron fallidos.

Ahora con nostalgia, con la tristeza que me deja su ausencia, lloro en mi interior. No puedo creer que tanta inteligencia, tanta viveza, tanto poder me sirvan de nada para conseguir lo que quiero. En situaciones como ésta es en las que pienso que no siempre lo que queremos de corazón, llega. Pero, tal vez, todavía brilla un pequeño resplandor esperanzado en mi corazón. No es que me haya rendido, es que creo que en esta batalla contra la humanidad insignificante entre ella y yo, ya no tengo más armas con que luchar. Pero espero que el destino esté conmigo y algún día choque nuestras vidas otra vez como lo hizo esa tarde en aquel salón… Y si estas palabras viajan a la velocidad del pensamiento y son capaces de llegar a cualquier parte, entonces simplemente deseo que lleguen a Laura, a su mente, a sus sueños. Como sea, sólo quiero que no me olvide, espero que ese no haya sido ni sea nuestro único encuentro.

Algunas noches sueño con nuestro encuentro… espero no frustrar mis ilusiones… No me olvides por favor, sé que nos volveremos a ver.
[...]"

Comentarios

Frederico Salvo ha dicho que…
Desejo que tuas palavras possam chegar até os olhos de Laura e que ela, da mesma forma que ti, possa ter no peito tão belo e espontâneo sentimento.
Parabéns!
Grande abraço.
Carla ha dicho que…
Si, se tienen que volver a ver! Espero la vuelvas a encontrar!
elpoetadeyeso ha dicho que…
Felicito tus palabras parcero,cuenta con un lector atento.Ciao....
| A+N+D+O+R+E+S+U | ha dicho que…
Agradezco sus buenos deseos, pero tengo que aclarar que la historia aquí narrada es sólo producto de la imaginación. Inspiración de un lugar, pero es sólo ficción...
elpoetadeyeso ha dicho que…
Es claro,todo es un trueque donde jugamos a ser demiurgos.En todo caso ANDO....lo que cuenta es la factura,la hechura,más que la presentación...bueno a buen entendedor....
Gracias x tenerme en cuenta y te agrgagré.Que viva la neVERA,karajo!!!!
Anónimo ha dicho que…
Me gusta.
•Oblivion• ha dicho que…
Claridad, es algo que puedo notar mucho en sus escrito, y hombre, créame que mantener ese adjetivo en la narrativa es algo meritorio.

Laura debería sentirse orgullosa.

Un Abrazo
Lourdes Torres ha dicho que…
Sea ficción o no, dejas un buen aprendizaje porque si ese amor es verdadero, el corazón debe guardar la esperanza de otro encuentro donde las almas se conectarán para formar una sola.

Muy bello amigo!!!

Un fuerte abrazo.
delfin en libertad ha dicho que…
Muy buena historia y aunque sea ficción es bonito imaginar que algún día el sol y las estrellas se confabulen y ellos se encuentren un día cualquiera, a la vuelta de la esquina. Me gustó. Un abrazo.
| A+N+D+O+R+E+S+U | ha dicho que…
Sería genial que así sucediera... Que el destino fuera benevolente con este soñador, pero uno domina acaso los pensamientos, no más...
Seda ha dicho que…
si tu imaginación es tan buena, también tu narrativa y hasta tu poder para recrear historias que suceden en otros corazones.
excelente!
me encnató y me llegó, y la hice propia, eso dice mucho de tu poder con las letras.
Paula Olivieri ha dicho que…
Volverás a ver Laura, eso es un echo! Cuando menos lo esperes solo sucederá.
Preciosa historia, me encantó.
Te mando un beso

Pauu.

P.D: espero la parte II
Paula Olivieri ha dicho que…
ahora que leo que es ficción, aun más espero la segunda parte!
bendita sea tu imaginación
| A+N+D+O+R+E+S+U | ha dicho que…
La seguna parte es justamente eso que todos esperamos. Como lo narre no tendría mucha importancia; lo importante es que la esperanza del reencuentro se convertirá en realidad...
Paula Olivieri ha dicho que…
es cierto :)
lograste forjar perfectamente esa esperanza :)

Entradas populares de este blog

LA LEYENDA DEL HOMBRE CON EL CORAZÓN ROTO

En el pueblo se está escuchando que nació una leyenda. Que hace varios días se escucha a un hombre lamentarse y no parar de gritar en las noches. La gente dice que él lleva la marca de un corazón roto en el pecho. Dicen los más viejos que fue por causa de una mujer de la cual estaba enamorado desde que empezó a soñar, cuando la veía todas las noches en castillos o en barcos, incluso, la primera vez, la vio en un templo y, al despertar, muchos meses después la conoció frente a una librería, donde quedó grabado para siempre el amor en su piel. De ella, cuentan que inspiraba lujuria y paz, que en las noches su voz acariciaba las flores y que al amanecer siempre tenía una sonrisa en su rostro. Muchos hombres se enamoraron de esa mujer por mucho tiempo, unos supieron disfrutar su belleza y amabilidad; otros tontos ciegos jugaron a creerse únicos y perdieron sus recuerdos. Pero este hombre, según hablan, conquistó a aquella mujer una noche en que un brillo ingenuo brotó de su pecho y una mi…

Todos los días pienso en ti

I.D.

Aún no he podido abrir los ojos desde el día que tu partida fugaz cubrió todas estas montañas y mi vista se oscureció en despojos de memorias, sentidos y engaños mientras tu ausencia recorría toda la faz.
Aún no encuentro un lugar tan grande donde guardar tu recuerdo desvanecido, pues el olvido está matando la memoria… Quiero cruzar el océano desde los andes y escapar de esta tristeza que destrozaría la espera más larga que te he ofrecido.
Vi tu imagen luminosa en el sendero, antes que te marcharas de la gran sabana. Ese sendero, que con tu rostro iluminaste, aún espera ser recorrido por el otoño venidero, las palmeras y flores insisten en llamarte…
Ojalá aparecieras de repente frente a mi ventana.

Hola, soy Andrés

Hola, soy Andrés, soy Andrés, soy Andrés. Me gusta escribir porque siempre me ha quedado bonito cuando lo hago, pero cuando venga un mensajero de tu parte a decir lo que quiero escuchar... entonces gritaré, y te maldeciré cuando me digas que esa fue toda la verdad, porque para mí fue diferente; y esa tuya que crees, para mí es la mentira que te dije ayer que no era mentira, igual no estoy arrepentido de lo que te hice, lo volvería a hacer: ¡lo que me da la gana!, igual siempre lo había hecho sólo que tú me quitaste la gana y la remplazaste por aborregamiento simple, sin mucho compromiso. Es como dijo mi abuelo: “haz lo que quieras, pero tráeme mi botella de vuelta”. -¿Otra vez la misma vuelta? Pero si ya la hemos dado trescientos sesenta y cinco veces, estoy cansada de seguir dando la misma vuelta una y otra vez-. Cuando me bajé de la rueda gigante, estaba mareado de ver tu cara tantas veces y me vomité porque me asqueó tu comportamiento, todo lo que haces sin pensar y todo lo que pie…