Hola a todos, gratos lectores. Ya que han pasado a ver lo que hago, agradezco que no se sometan a la inclemencia del tiempo y miren un poco más de lo primero que observen; los invito a que vean y comenten (si quieren y les gusta opinar) no sólo el o los primeros textos: al final de la página y en los principios de este blog también hay algunos buenos escritos.


12 de septiembre de 2015

De Regreso


Volví a nacer, según escuché decir en otro mundo.
En mi juventud he caído de muerte varias veces,
mas esa última del final estuve cerca por segundos
y sentí que una corriente me empujó a nuevos goces.

Se entiende que la naturaleza puede alterar el interior,
y los bosques, el mar y las piedras marcaron mi sangre;
o, acaso, fueron la mujer y el amor y el misterio
que dentro de mi creció, por qué mi futuro casi arde.

En el cuento, como en la vida, sólo el principio es claro;
y en el nudo, como en la juventud, la historia cambia:
si el desenlace se apresura se hace necesario aceptarlo
y cambiar el final sin extraer del personaje su esencia.

Si supiera cuántos días tengo antes de este final,
dejaría sólo el último para llorar y dormir…
Ahora, supongo que, entiendes mi doctrina 
de arriesgar, amar y vivir como lo hago por ti