Hola a todos, gratos lectores. Ya que han pasado a ver lo que hago, agradezco que no se sometan a la inclemencia del tiempo y miren un poco más de lo primero que observen; los invito a que vean y comenten (si quieren y les gusta opinar) no sólo el o los primeros textos: al final de la página y en los principios de este blog también hay algunos buenos escritos.


7 de mayo de 2013

No te dejo ir sin mi amor



Como no saldré mañana del valle
si no es atravesando la sierra,
no saldré de tu corazón sin la tierra
que me cubra el alma y me calle.

Como no esconderé mis palabras de ti
si no hasta escuchar “Sí” de tu boca,
hasta que un beso tuyo llegue a mi boca
no esconderé el brillo de mis ojos por ti.

Como no podré evitar de ti enamorarme
si no hasta descansar en tus brazos,
hasta que no tengas más camino que mis trazos
no podré evitar en a enamorarte entregarme.

Como no dejaré de subir las piedras
si no hasta caer hacia el vacío,
no dejaré de escribir en tu piel letras
que no se borrarán con el eterno frío.

«Como no dejaré la poesía,
si no es por más que amor,
a ti también, mi alegría,
no te dejo ir sin mi amor.»

2 comentarios:

Begoña dijo...

Ya lo dice el dicho: El más largo camino comienza con un paso.
Creo que una chica valora mucho la constancia y la poesía que brota del corazón. Pero a veces es necesario saber reconocer cuándo un no, es un no. Espero que no sea el caso.
Saludos

| A+N+D+O+R+E+S+U | dijo...

Qué buena lección, Begoña!