Hola a todos, gratos lectores. Ya que han pasado a ver lo que hago, agradezco que no se sometan a la inclemencia del tiempo y miren un poco más de lo primero que observen; los invito a que vean y comenten (si quieren y les gusta opinar) no sólo el o los primeros textos: al final de la página y en los principios de este blog también hay algunos buenos escritos.


15 de diciembre de 2011

Sentidos

Tengo ganas de verte,
como al sol que me despierta,
como a las luces en la noche.

Tengo ganas de olerte,
como a los jardines de flores,
como al café cuando quiero más.

Tengo ganas de tocarte,
como a la arena del caribe,
como al piano en soledad.

Tengo ganas de escucharte,
como a los vientos del sur,
como a los sónidos oníricos.

Tengo ganas de hablarte,
como cuando se evocan besos,
como a la soledad: ¡libre!.

Tengo ganas de recordar,
como ser un pensamiento tuyo,
como ver un arcoiris en tu piel.

Tengo ganas de cerrar(te) los ojos,
como imaginando bruma en el aire,
como sintiendo desde las células.

Tengo ganas de expresarme,
como ante las alturas y
no quedar con nada adentro.

2 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

No pude aguantarme las ganas de venir y volver a leerlo. Muy bello!

Abrazos alados, poeta.

elpoetadeyeso dijo...

Soberbio final...DEMOLEDOR. como me agradan!
Abrazos renovados en este 2012,sigue adelante con tu pluma y toma todo el impulso necesario.