Ir al contenido principal

Sensualidad

Sé que me amas,
disfrutas hacerlo.
Tus besos me encarcelan
entre barrotes de placer,
mojar tu piel de caricias
y miradas desnudas,
provocame
hundirme en tu cuerpo;
que absorbas a gritos mi amor
y yo te entregaré
una tarde de recuerdos
escondidos en la oscuridad,
húmedos en tu mente.
Necesitarás
que mi pecho sea el refugio
donde guardes tus secretos,
que en mi piernas se levante
tu intimidad, y mi confianza
te cobije suavemente.
Deja que mis manos espíen
la ansiedad en tu vientre,
que sientan tus deseos
en cada paso que dan
hacía tu corazón.
Mis ojos iluminarán
la certeza de nuestros brazos
protegiendo la inocencia
con que nos llenamos
de calor y de suspiros.
Moveremos nuestros cuerpos
con tanta locura,
que confundiremos nuestros pensamientos.
Yo necesitaré que tu voz
se pose en mi almohada,
y en las noches me cuente
tus sueños y tus fantasías.
Acariciame,
tus manos acompañarán
a mi lengua mientras exalta,
beso a beso, tu belleza.
Tus ojos verán cómo,
tocando sútilmente,
un abismo me tienta
y yo me lanzo ahí,
por tu amor; y
los sueños que te escuché anoche
trataré de cumplirlos.
Con extasiada felicidad,
frenéticamente agotado,
yaceré sobre tí,
rodeando con mis brazos
todo tu ser.

Comentarios

| A+N+D+O+R+E+S+U | ha dicho que…
Oh! perdon... el estudio es muy largo... ya sentía la ausencia de esto...
A pritr de ahora voy a frecuentarme más por aqui, seguro q sí!... no es igual sin esto...
Paula Olivieri ha dicho que…
Precioso!!!, regresaste triunfalmente, este poemas es un encanto. Felicidades
un abrazo.
Carla ha dicho que…
Que hermoso! Lleno de pasión... Me encantó. Describís los momentos muy bien!
Carla ha dicho que…
Hola! Hace mucho que no publicas... espero lo hagas pronto
Saludos!
Revolucion Colombiana ha dicho que…
sí, es simplemente fantástico... qué afortunada la dueña de tus versos...
Linda L. Torres ha dicho que…
¡Hola Andrés! ufff!! hace tiempo no pasaba por tu blog, es que también mi tiempo es limitado, pero aqui me tienes leyendo este poema tan lleno de romanticismo y pasión.

Espero sigas por el camino de la inspiración.

Saludos y abrazos!!
gla. ha dicho que…
Yo...recién leo este poema y me parece maravilloso...
| A+N+D+O+R+E+S+U | ha dicho que…
Gracias Linda... sí, ahora estoy en vacaciones pero estoy estudiando, pero pronto publicaré algo , tengo muchas ganas de escribir algo. Me hace falta

Gracias Gla. Espero leas más y también te guste.

R.C... el afortunado soy yo: tengo una mujer maravillosa a mi lado

Entradas populares de este blog

LA LEYENDA DEL HOMBRE CON EL CORAZÓN ROTO

En el pueblo se está escuchando que nació una leyenda. Que hace varios días se escucha a un hombre lamentarse y no parar de gritar en las noches. La gente dice que él lleva la marca de un corazón roto en el pecho. Dicen los más viejos que fue por causa de una mujer de la cual estaba enamorado desde que empezó a soñar, cuando la veía todas las noches en castillos o en barcos, incluso, la primera vez, la vio en un templo y, al despertar, muchos meses después la conoció frente a una librería, donde quedó grabado para siempre el amor en su piel. De ella, cuentan que inspiraba lujuria y paz, que en las noches su voz acariciaba las flores y que al amanecer siempre tenía una sonrisa en su rostro. Muchos hombres se enamoraron de esa mujer por mucho tiempo, unos supieron disfrutar su belleza y amabilidad; otros tontos ciegos jugaron a creerse únicos y perdieron sus recuerdos. Pero este hombre, según hablan, conquistó a aquella mujer una noche en que un brillo ingenuo brotó de su pecho y una mi…

Todos los días pienso en ti

I.D.

Aún no he podido abrir los ojos desde el día que tu partida fugaz cubrió todas estas montañas y mi vista se oscureció en despojos de memorias, sentidos y engaños mientras tu ausencia recorría toda la faz.
Aún no encuentro un lugar tan grande donde guardar tu recuerdo desvanecido, pues el olvido está matando la memoria… Quiero cruzar el océano desde los andes y escapar de esta tristeza que destrozaría la espera más larga que te he ofrecido.
Vi tu imagen luminosa en el sendero, antes que te marcharas de la gran sabana. Ese sendero, que con tu rostro iluminaste, aún espera ser recorrido por el otoño venidero, las palmeras y flores insisten en llamarte…
Ojalá aparecieras de repente frente a mi ventana.

Hola, soy Andrés

Hola, soy Andrés, soy Andrés, soy Andrés. Me gusta escribir porque siempre me ha quedado bonito cuando lo hago, pero cuando venga un mensajero de tu parte a decir lo que quiero escuchar... entonces gritaré, y te maldeciré cuando me digas que esa fue toda la verdad, porque para mí fue diferente; y esa tuya que crees, para mí es la mentira que te dije ayer que no era mentira, igual no estoy arrepentido de lo que te hice, lo volvería a hacer: ¡lo que me da la gana!, igual siempre lo había hecho sólo que tú me quitaste la gana y la remplazaste por aborregamiento simple, sin mucho compromiso. Es como dijo mi abuelo: “haz lo que quieras, pero tráeme mi botella de vuelta”. -¿Otra vez la misma vuelta? Pero si ya la hemos dado trescientos sesenta y cinco veces, estoy cansada de seguir dando la misma vuelta una y otra vez-. Cuando me bajé de la rueda gigante, estaba mareado de ver tu cara tantas veces y me vomité porque me asqueó tu comportamiento, todo lo que haces sin pensar y todo lo que pie…