Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

Mi poesía

Me gusta escribir poesía.
La siento sobre mí:
sus letras en mi piel,
las historias en mi vida
y las imágenes en mi sangre;
el arte en mis sueños.
Mi poesía es música y literatura.

Más tengo un único poema
que me gusta aún más,
uno que se escribe solo,
con un cuerpo absurdo.
Baña sus palabras con vainilla.
Sus perfumes amarillos
y su quintaesencia violeta
penetran mis heridas púpilas,
cuando lo siento cerca.

Soy una historia,
mil más...
las de ella, otras más;
mi poesía y yo somos cientos
y millones de historias.
Aventuras que escucho venir
de una voz cantante y dulce,
aventuras que escucho en silencio
y en sincronía con su respirar.

Mi poesía vive...
ha vivido por mí,
vive para mí,
vive porque yo vivo...
para ella.
Porque cuando la veo,
un incendio celestial
desaparece todo alrededor
dejándome en el humo
de la inspiración y la sensualidad.
En medio de nada y de oscuridad,
mi poesía y yo, nos encontramos.
Entonces quiero cantarle,
pero ella me enreda y siento música
en mi espalda, en mi pecho,
y sus brazos (con los que …