Hola a todos, gratos lectores. Ya que han pasado a ver lo que hago, agradezco que no se sometan a la inclemencia del tiempo y miren un poco más de lo primero que observen; los invito a que vean y comenten (si quieren y les gusta opinar) no sólo el o los primeros textos: al final de la página y en los principios de este blog también hay algunos buenos escritos.


14 de abril de 2013

Valentía


¿Dónde pude haberlo olvidado
o dónde, fuera de mí, lo escondí?
¿Dónde pervive, lejos de mi lado,
lo que fui y con poesía aprendí?

En esa noche, toda la sensibilidad,
que por mí pasó, se quedó agotada.
Un parpadeo me aminó la habilidad
de poder expresar cada corazonada.

Si te encuentro, lo juro, mi Valentía,
te junto a mi cuerpo como la piel,
te obsequio a Ella y a su amor fiel.

No habrá una noche sin su día
en que mi boca no sienta su miel
y tras su sonrisa vaya con Remiel


9 de abril de 2013

Guárdame



Mi calma,  con amor, te pido al andar:
arráncame la sonrisa con que río,
arráncame la piel en el frío,
arráncame los ojos en la noche,
arráncame un suspiro sin reproche,
arráncame las manos o lo que quieras,
arráncame el pecho y las piernas,
arráncame la boca suavemente,
arráncame mis recuerdos en tu mente,
arráncame los brazos para que no te vayas,
arráncame los pies en esta playa,
arráncame todo, sin alguna razón,
arráncame, pero sobre todo, el corazón,
que contigo no sería arrancar, sino guardar.