Hola a todos, gratos lectores. Ya que han pasado a ver lo que hago, agradezco que no se sometan a la inclemencia del tiempo y miren un poco más de lo primero que observen; los invito a que vean y comenten (si quieren y les gusta opinar) no sólo el o los primeros textos: al final de la página y en los principios de este blog también hay algunos buenos escritos.


26 de octubre de 2011

Increíble


Increíble no es el mundo más allá,
es el brillo lunático en unos ojos.
Increíble es saborear la miel
donde sobra el licor y las letras,
increíbles los sonidos en la imaginación,
increíble ver colores en la oscuridad.

Increíble no es el desaparecer de los astros,
ni de la luna ni del índigo o el gris crepuscular,
increíble es descubrir el sol en un rostro,
en el silencio y en otros lenguajes.
Increíble cómo puede una hora convertirse
en un increíble minuto al entrar más allá.

Increíble no sentir miedo, absurdo;
increíble, pero, verlo al frente
y huirle sólo girando la mirada.
Increíble imaginar una noche perfecta
y más increíble tenerla en las manos
y cambiarla por la muerte y las cucarachas
y abrir un hueco en el aire
y guardar las imágenes en ese lugar.

Increíbles no hay personas o voces,
increíble una mano con vida propia
que acaricia y juega y no tiene memoria.
Es increíble el recuerdo pues no se ve,
es increíble por no repetirse.
Increíble tener que una historia inventar
para el olvido morir y nacer el futuro.

14 de octubre de 2011

Cielo

Ese cielo maldito e inerte
oye y ve todo en este mundo
y pasa inadvertido entre el pueblo

¡Escúchame a mí, por favor!
-No quiero tener que volar
y alcanzarte y golpearte,
y que abras los ojos y comprendas
que aquí abajo necesitan tu atención-.

Puede llover en cualquier instante,
puede secar la tierra un minuto despúes
puede derrumbar la naturaleza,
su amiga y compañera,
con su colosal voluntad.

¡Oh!, admirable y envidiable cielo
¡Escúchame a mi, te lo ordeno!
-No me hagas morir y odiarte;
pactar con el infierno una traición.
Puedo bajar al fondo y ascender
con la velocidad del pensamiento
y poseerte; tú, poseerme-.

-¡Mejor!, juntos tu y yo
caprichoso y ciego cielo.
Juntos podemos reinar:
traeremos vientos desde el norte,
desde el oriente y desde arriba
y entraremos en la sangre de todos-.

El cielo gris, a veces negro,
se ofende por mí y se enfurece.
Entonces, cuando de sus nubes
brota agua sucia y amarga
-como mis sentimientos por él-
es porque llora por mi odio.
Pero él, imperioso y canalla,
descaradamente nos ilumina
con su caluroso azul
a mí y a mi gente
cuando se siente ignorado.

¡Escúchame a mi una última vez!
-Hágamos un acuerdo.
Observa mi pueblo y cuentame
lo que mis ineptos ojos no alcanzan.
Yo haré plegarias para ti y al final
me sobrecogeré contigo para, con alivio,
controlar entre tu claro poder

1 de octubre de 2011

Esta noche es para bailar

Mira cómo sus pies te adornan,
acércate, la pista es sólo suya.
Ahí estás bailando solo,
esperando sentir sus manos en tu espalda.
“Tú, acaba con ese licor
y embriágalo con tus movimientos”:
quiere que caigas sobre él,
que bailen este fuerte ritmo,
que se bañen por la música.
¡Te das cuenta de los que los une!
No son tú y ella bailando,
es el tambor el que los mueve
los conecta;
el humo es donde se proyectan sus pasos.
La música nunca parará,
bailen más lento ahora,
sentirás su corazón descansando
y su mirada pedirte caricias.

-Tú sabes que el baile es como la poesía,
cada paso es un verso,
la rima está en el sincronismo,
la lírica en los movimientos.
Como amo la poesía, amo la danza:
es mi historia llegando al público,
es el arte en silencio,
dibujar letras en la tierra,
es hacer un cuento bajo tus pies.


¿Sientes el baile?,
¿sientes las palabras?
Escucha y déjate llevar de la sinfonía
que han creado.
Ustedes son la música:
ella el saxofón y tú el timbal
que vibra con cada respiración suya.
¡Y qué bien suenan!

-Yo también podría bailar toda la noche,
Pero ya no quiero solo.
“Ven, enséñame tus pasos,
Rompamos la noche bailando.
Vamos a convertir esta pista en un libro:
Tú tienes la historia y
yo la escribo sobre tu cuerpo
con la ayuda de estas notas…
si re fa sol do la mi do mi
do fa la re re sol si si la
sol fa mi re do la do…

Ya sabes,
cada nota es una palabra,
cada danza es un cuento.
No dejemos de bailar”