Hola a todos, gratos lectores. Ya que han pasado a ver lo que hago, agradezco que no se sometan a la inclemencia del tiempo y miren un poco más de lo primero que observen; los invito a que vean y comenten (si quieren y les gusta opinar) no sólo el o los primeros textos: al final de la página y en los principios de este blog también hay algunos buenos escritos.


20 de julio de 2010

AL TIEMPO

En un segundo te veo
y en otro imagino mil mundos;
me pierdo en tus ojos
y todo escapa de mi mente.

En un minuto te beso
y todo mi cuerpo se agita,
me siento en las nubes
y tú entras en mis labios.

En una hora caminamos,
nos acostamos, nos abrazamos
y siento la libertad de vivir
cada segundo y cada minuto.

En un día te amo mil veces
y el atardecer me cuenta
que nos verá
juntos mañana.

En la noche sueño contigo
y pido a las estrellas
que al vestir el alba
me quieras y pueda verte.

En una semana podemos
estar felices, triste,
soberbios o locos,
pero sentimos el amor.

En un mes, cuento
como el tiempo nos une
y parece tu esclavo;
tu tiempo me ha conquistado.

Y en este tiempo, no he probado
más sentimientos con ese dulce
sabor de la felicidad que
los que me das cada instante.

Y tu tiempo:
tu cuerpo,
tus ojos,
tus besos,
tu piel,
tus manos,
tus sueños,
tu compañía,
tu caminar,
tus pensamientos,
tu poesía,
tus días,
tu sabor,
tu alma,
tus noches,
tu vida,
tu amor...
todo tu tiempo
lo quiero en mi habitación
hasta el fin.