Hola a todos, gratos lectores. Ya que han pasado a ver lo que hago, agradezco que no se sometan a la inclemencia del tiempo y miren un poco más de lo primero que observen; los invito a que vean y comenten (si quieren y les gusta opinar) no sólo el o los primeros textos: al final de la página y en los principios de este blog también hay algunos buenos escritos.


2 de abril de 2010

Sensualidad

Sé que me amas,
disfrutas hacerlo.
Tus besos me encarcelan
entre barrotes de placer,
mojar tu piel de caricias
y miradas desnudas,
provocame
hundirme en tu cuerpo;
que absorbas a gritos mi amor
y yo te entregaré
una tarde de recuerdos
escondidos en la oscuridad,
húmedos en tu mente.
Necesitarás
que mi pecho sea el refugio
donde guardes tus secretos,
que en mi piernas se levante
tu intimidad, y mi confianza
te cobije suavemente.
Deja que mis manos espíen
la ansiedad en tu vientre,
que sientan tus deseos
en cada paso que dan
hacía tu corazón.
Mis ojos iluminarán
la certeza de nuestros brazos
protegiendo la inocencia
con que nos llenamos
de calor y de suspiros.
Moveremos nuestros cuerpos
con tanta locura,
que confundiremos nuestros pensamientos.
Yo necesitaré que tu voz
se pose en mi almohada,
y en las noches me cuente
tus sueños y tus fantasías.
Acariciame,
tus manos acompañarán
a mi lengua mientras exalta,
beso a beso, tu belleza.
Tus ojos verán cómo,
tocando sútilmente,
un abismo me tienta
y yo me lanzo ahí,
por tu amor; y
los sueños que te escuché anoche
trataré de cumplirlos.
Con extasiada felicidad,
frenéticamente agotado,
yaceré sobre tí,
rodeando con mis brazos
todo tu ser.